ANO 8 Edição 92 - Maio 2020 INÍCIO contactos

Claudia Vila Molina


Relación entre el cuerpo y el espácio interior en los films “Sonata de Otoño” (1978) de Ingmar Bergman y “Sacrificio” (1986) de Tarkovsky    

Para entrar a descifrar este punto “Utilización de los espacios” en los films referidos se toma como referencia, el significado simbólico de la casa y de qué manera lo abordan estos cineastas. En el film “Sonata de otoño” de Bergman, la casa se percibe como lugar de aislamiento-salvación de la persona a punto del derrumbe, los seres recorren, se aproximan y se retiran constantemente como una especie de fuga reiterativa.  Los personajes huyen de sí mismos y del peligro que constituye el reencuentro con el otro. Esta otredad está marcada por los múltiples juicios negativos y aplastantes que surgen entre madre e hija. Se las ve en diferentes espacios, como una manera de cohabitar el presente.

 

No obstante, frecuentemente ellas se trasladan a un pasado doloroso que es el responsable de sus caracteres llenos de odio y resentimiento.  El aspecto psicológico del hombre se destaca y es una forma de cuestionamiento que se plantea en el espectador desde su propio desacomodo. En este sentido, un aspecto importante en los films de Bergman es mostrar al espectador ámbitos oscuros de la personalidad, en las cual nos vemos reflejados. El universo bergmaniano está poblado de personajes con diferentes conflictos mentales que rozan el estado patológico (Puigdomènech, 28).

 

Esto es complejo de observar y de asimilar, porque molesta verse reflejado en nuestras zonas más oscuras. Innumerables son los filmes en que ello se refleja fehacientemente: “El Circo”, “Persona”, “Sonata de otoño”, “Fresas salvajes”, etc.  En todos  existen escenas que muestran el aspecto psicológico oculto del hombre, lo que significa una incomodidad permanente en el espectador. Bergman nos conduce hacia la búsqueda del ser interior a partir de la comunión de la obra y, desde ella, emanan cuestiones fundamentales de su particular filosofía de la existencia: el ser, la muerte, el sentido de la vida y la búsqueda o negación de Dios (Puigdomènech, 7).

 

En la película se aprecian diferentes escenas de la infancia de Eva y su retroceso recae constante en un presente que se desfigura repetidamente, en pos de salvación. El rol del espacio habitable conjuga variados elementos a considerar: el cuerpo como territorio en continua vulneración, además lugar que sirve para guarecernos del peligro exterior, y finalmente sitio en el cual se producen grandes batallas interiores. Un ejemplo de esto último es el cuarto de música (lugar trágico) en que Eva recuerda a su madre tocando largas horas y ello es doloroso; porque Charlotte siempre la rechaza: “La relación materno-filial es abarcada desde un punto de vista pesimista, crudo y muy duro.  Junto con ello: la vida emocional del artista, la incapacidad para amar, la incapacidad de perdonar, lo inexplicable de la enfermedad y la muerte en el sentido físico como emocional” (Anchi, 23).

 

Ello implica variados elementos que influyen, como, por ejemplo: la separación de ellas, la carrera musical de Charlotte, el desapego de la madre hacia la hija, esto detona formas violentas en Eva; pero ninguna es capaz de responder ante esto.  El primer punto, se observa en el cuerpo afligido y enfermo (vulnerabilidad extrema) de Helena expresado en la incomunicación de ella con su madre, como ámbito que se repite en esta familia. Este signo se expresa en múltiples aspectos que se entrecruzan. Asimismo, el espacio de la casa como: dormitorio de Charlotte, living, comedor,  resguarda a estos personajes complejos que se habitan y deshabitan continuamente para evitar el dolor que finalmente es inevitable, porque todo confluye en un punto frágil en la caída de todos ellos.

 

En relación a Tarkovsky, su filmografía se caracteriza por la utilización de elementos poéticos o símbolos que utiliza frecuentemente en sus producciones: viento, agua, lugares plagados de deterioro, espacios abiertos, entre otros. Si bien, su filmografía es más bien escasa, debido a su corta vida; ya que muere a los 54 años de cáncer. Sus películas son: “La infancia de Iván” (1962), “Andrei Rublev” (1966), “Solaris” (1972), “El espejo” (1974), “Stalker” (1979), “Nostalgia”  (1983) y “Sacrificio” (1986). 

 

En la película “El sacrificio” la casa donde habita Alexander y su familia es un símbolo o refugio permanente contra la disgregación que los afecta, tanto desde el mundo exterior como en su interioridad. En este sentido, Alexander (junto con los demás) lucha contra diferentes aspectos,  relacionados con lo ominoso o  miedo al peligro externo que representa para todos. Los variados escenarios que los acogen presentan una estética característica en la filmografía de este director.

 

En una primera escena, Alexander planta una rama en la tierra y al fondo, se observa una casa abandonada. La casa en cuestión está apartada en un segundo plano y más lejana también, interesante de abordar el punto de la perspectiva; se aleja o acerca según los acontecimientos se desarrollan.   Hasta llegar al instante en que los personajes se trasladan o habitan el lugar con necesidades de permanecer y de sobrevivir a la debacle  y miedo que significa lo externo.

 

La casa en sí misma implica lugar de refugio, pero también lugar de aniquilamiento de las personas donde se reúnen y no pueden escapar al encuentro con el otro, la mirada con este y el contacto ineludible. Por ello, revelador es el rol de  personajes y  diálogos emanados desde diferentes situaciones. En la escena, Alexander, su esposa y demás, están situados en el living de la casa;  arrecia el viento por la ventana abierta que hace volar las bellas cortinas; símil con el roce y sensualidad.  “A disposición del espectador, en libertad; está tan solo aquello que ayuda a intuir el sentido profundo de las imágenes representadas” (Tarkovsky, 38), lo cual involucra representaciones mentales más elaboradas y esquemas complejos que la imagen gatilla en el espectador permanentemente.

 

Además, existen aspectos que denotan la frialdad existente, representada por los reproches de Adelaida contra su ex esposo (Alexander). Apreciamos los personajes masculinos (Otto y  Víctor) sentados de espaldas y la esposa hace sus descargos frente al espectador, en relación a su situación matrimonial. Esto se repite en otras ocasiones.   Así, la posibilidad del peligro exterior es un agente que merma las relaciones entre los personajes, afecta la interioridad de cada uno y despierta diferentes reacciones. El título “El sacrificio” aboca a la voluntad de perder algo en pos de un beneficio mejor y es la constante disyuntiva o problema que se asoma durante el transcurso del film. Según el director ruso: “La  fe es  la  única  cosa  que puede salvar  al  hombre  (...). Para  mí  sólo  merece  el  nombre  de creyente aquel  que  está dispuesto  a  sacrificarse".  En palabras de Karacic: “Alexander, en «El Sacrificio», quema su casa y posesiones en cumplimiento de un voto a Dios. Agregaría aquí, que también podría ser una forma de quemar todas las casas de Tarkovsky, en esta última y que posiblemente él ya sabía que lo sería”.

 

Referencias bibliográficas

 

Anchi, José. (2017) “Nuevas lecturas en la relación imagen-espectador en Sonata de Otoño de Ingmar Bergman”.

 

Tarkovsky, Andrei. (1998) “Esculpir en el tiempo”. Reflexiones sobre el arte, la estética y la poética del cine.

 

Puigdomènech, Jordi. (2002) “Genealogía y esperanza de la filosofía de la existencia de Ingmar Bergman”

 

 

Claudia Vila Molina (22-09-1969...): Escritora nacida en Viña del Mar, Chile.  Profesora de lenguaje y comunicación de la PUCV, poeta y crítica literaria. El año 2012 publica su primer libro “Los ojos invisibles del viento”, además ha formado parte de diferentes talleres literarios. Actualmente está por editar dos libros de poesía (en diferentes editoriales), trámite que está en proceso aún.  Ha sido publicada en variados medios digitales tanto chilenos como extranjeros de renombre: Mar Andrómeda, Babiela, Matérika, Marcapiel, Cantera, Letras de Chile, Triplov y Athena de Portugal, entre otros, junto con ello ha realizado ensayos y comentarios críticos a diferentes libros de poesía de connotados autores chilenos. Durante el año 2017 participa del grupo Derrame con textos poéticos para la antología surrealista “Componiendo la ilusión” en honor al poeta y collagista Ludwig Zeller.  Además, ha sido publicada en la antología “Luna Llena” y la antología feminista “Ixquic”, junto con la exposición de uno de sus textos en el “Centro Matta” (100 años de surrealismo) (2020). En la actualidad es miembro del grupo surrealista Agartha.

TOP ∧

Revista InComunidade, Edição de Maio de 2020


FICHA TÉCNICA


Edição e propriedade: 515 - Cooperativa Cultural, ISSN 2182-7486


Rua Júlio Dinis número 947, 6º Dto. 4050-327 Porto – Portugal


Redacção: Rua Júlio Dinis, 947 – 6º Dto. 4050-327 Porto - Portugal

Email: geral@incomunidade.com


Director: Henrique Dória       Director-adjunto: Jorge Vicente


Revisão de textos: Filomena Barata e Alice Macedo Campos

Conselho Editorial:

Henrique Dória, Cecília Barreira, Clara Pimenta do Vale, Filomena Barata, Jorge Vicente, Loreley Haddad de Andrade, Maria Estela Guedes, Myrian Naves


Colaboradores de Maio de 2020:

Henrique Dória, Adán Echeverria, Adelto Gonçalves, Adrian’dos Delima, Antônio Lázaro de Almeida Prado, Antônio Torres, Beatriz Aquino, Caio Junqueira Maciel, Camila Olmedo, Cássio Amaral, Cecília Barreira, Claudia Vila Molina, Deusa d’África, Eduardo Madeira, Eduardo Rennó, Ester Abreu Vieira de Oliveira, Fábio Pessanha, Federico Rivero Scarani, Flávio Machado, Flávio Sant’Anna Xavier, Henrique Dória, Hermínio Prates, Hirondina Joshua, Júnior Cruz, Lahissane, Leila Míccolis, Lourença Lou, Luís Giffoni, Marinho Lopes, Matheus Peleteiro, Moisés Cárdneas, Nilda Barba, Paulo de Toledo, Paulo Martins, Ricardo Ramos Filho, Waldo Contreras López


Foto de capa:

YUE MINJUN, 'Hats series: Armed forces', 2005 || AI WEIWEI, 'White House - The Skateroom', s/d


Paginação:

Nuno Baptista


Os artigos de opinião e correio de leitor assinados e difundidos neste órgão de comunicação social são da inteira responsabilidade dos seus autores,

não cabendo qualquer tipo de responsabilidade à direcção e à administração desta publicação.

2014 INCOMUNIDADE | LOGO BY ANXO PASTOR