ANO 5 Edição 82 - Julho 2019 INÍCIO contactos

Federico Rivero Scarani


El fin de su amor    

 

Fue cuando te raptó, luego de haber insistido durante cinco eclipses con la magia, que te rendiste a las palabras antiguas proferidas por su boca sin tiempo. La fiebre aceleró tu debilidad; en la soledad de la casona los pasos salpicaban ecos que se dormían en los rincones entre telarañas. Te bajó en los brazos por la escalera construida por masones que iniciaron a tu abuelo (dicen los charlatanes que él guardó la lanza de Longino en un ataúd de cedro del Líbano). Los caireles y las cortinas se han movido por la brisa o el aliento de tu enamorado que hace ocho siglos combatió en Tierra Santa contra los infieles. Lánguida vas desparramada en los brazos como una mata de madreselva tratando de comprender si es un sueño febril o la realidad que profetizó Loreley, la hermosa hechicera a la que le cantó Apollinaire. El criado tuvo la noche libre, y se embriaga, mientras tanto, en la taberna del pueblo porque su dolor fue el rechazo de un mancebo. La puerta de la vieja mansión se abre; chirrían los goznes oxidados con un viejo lamento de antaño. El carruaje espera con sus corceles negros; el auriga disimula su anatomía canija bajo la capa; observa  de reojo con el ojo sano. Tu amado te introduce recostándote en el sillón de terciopelo. El se sienta frente a ti. Los cabellos desparramados, los labios entreabiertos, los ojos cuyo color emulan las campiñas, el gemido lento y suave que nace de tu pecho como una flor, los senos dormidos, las manos desmayadas, el trote de los caballos más negros que el alma de una noche de junio, la bruma del paisaje, los poemas que leíste, la sombra frente a tu incredulidad. Pasa el tiempo mezclado con los recuerdos de tu niñez. El tiempo es el aliado de tu enamorado, son compañeros y ambos le tienen un miedo profundo a la eternidad. El carruaje se detiene; la aurora trepa por el horizonte; los pájaros cantan pero enseguida callan elevando su vuelo hacia las serranías azules. Te desciende con dulzura; el frío corta como el vidrio la piel. Los rosetones de la iglesia se han empañado, las gárgolas están blancas  por la escarcha que cubre su piedra gris. Hay luz de velas en la iglesia y aroma a incienso. Comienzas a tener convulsiones, un grito se quiebra en la garganta. Los escaños brillan bruñidos igual que los candelabros del púlpito. No toleras más el calor en la frente ni los escalofríos que muerden tu espalda. El te acuesta en el suelo de baldosas heladas. Tu grito retumba haciendo danzar las llamas de los pabilos. El se persigna, murmura una oración alternando jaculatorias; con agua bendita moja tus ropas sudadas y ceñidas a tu cuerpo. Otro grito; blasfemas; un humo acre y verde te envuelve. El llora; llora como no lo hizo en cuatrocientos años. Al incorporarte tu esqueleto intenta ahorcarlo. Eres la descarnada; caes; te deshaces. El sol sale e ilumina los vitrales, una lágrima recorre el rostro del hombre, la lágrima brilla y cae sobre tus cenizas. Una rosa comienza a florecer entre tus escombros.

 

 

Federico Rivero Scarani, (Montevideo – Uruguay). Docente de Literatura e Idioma Español egresado del “Instituto de Profesores Artigas”. Poeta, escritor, ensayista y traductor. Ha publicado varios libros de poesia, los cuales pueden encontrarse en el sitio web: autores.uy y pueden bajarse en formato PDF gratuitamente. Colaboro en revistas de Uruguay, Argentina, Brasil, EE.UU, Portugal, España, Francia y de otros paises, en formato papel o digital. Se destaca por su constante investigacion sobre la obra del poeta uruguayo Julio Inverso (1963-1999), de quien fue intimo amigo. Actualmente se dedica a dictar clases de Latin, Gramática y Estilistica. Según el critico uruguayo Gerardo Ciancio, Federico Rivero Scarani, pertenece a la “Generacion M (Marginal)”, junto con otras y otros poetas de esa promosion.

TOP ∧

Revista InComunidade, Edição de Julho de 2019


FICHA TÉCNICA


Edição e propriedade: 515 - Cooperativa Cultural, ISSN 2182-7486


Rua Júlio Dinis número 947, 6º Dto. 4050-327 Porto – Portugal


Redacção: Rua Júlio Dinis, 947 – 6º Dto. 4050-327 Porto - Portugal

Email: geral@incomunidade.com


Director: Henrique Dória       Director-adjunto: Jorge Vicente


Revisão de textos: Filomena Barata e Alice Macedo Campos

Conselho Editorial:

Henrique Dória, Alice Macedo Campos, Cecília Barreira, Clara Pimenta do Vale, Filomena Barata, Jorge Vicente, Maria Estela Guedes, Maria Toscano, Myrian Naves


Colaboradores de Julho de 2019:

Henrique Prior, Conselho Editorial, A. M. Pascal Pia ; Federico Rivero Scarani, trad., Adán Echeverría, Adelto Gonçalves, Adriane Garcia, Sérgio Fantini, Tadeu Sarmento, Atanasius Prius, Caio Junqueira Maciel, Clara Baccarin, Eduardo Madeira, Fábio Bahia, Federico Rivero Scarani, Francisco Gomes, Henrique Dória, Hermínio Prates, Indirá Camotim, Jean Sartief, Jennette Priolli, José Arrabal, Leandro Rodrigues, Leila Míccolis, Leonardo de Magalhaens, Luiz Eduardo de Carvalho, Marinho Lopes, Moisés Cárdenas, Nagat Ali, Ngonguita Diogo, Nireu Cavalcanti, Osvaldo Ballina ; Rolando Revagliatti, entrevista, Ricardo Ramos Filho, Roberto Dutra Jr., Waldo Contreras López, Wanda Monteiro


Foto de capa:

PAUL GAUGUIN, 'Two Tahiti women', 1899


Paginação:

Nuno Baptista


Os artigos de opinião e correio de leitor assinados e difundidos neste órgão de comunicação social são da inteira responsabilidade dos seus autores,

não cabendo qualquer tipo de responsabilidade à direcção e à administração desta publicação.

2014 INCOMUNIDADE | LOGO BY ANXO PASTOR