ANO 4 Edição 68 - Maio 2018 INÍCIO contactos

CARLOS BARBARITO


A QUÉ RECURRO, Y OTROS POEMAS

¿A qué recurro?...

 

¿A qué recurro? Hueso y músculo no alcanzan,
tal vez la vida no alcanza –hablo
de andar desnudo procurando a cada paso
un poco de oxígeno, hablo
del temor a la ceguera-;
¿cuáles son el gesto y la inclinación necesarios
cuando hasta el barro y la arena arden?
La cuestión es ir más allá de la natural clausura.
Así –me digo-, como una bola de estambre,
la idea; por un pasaje estrecho,
entre vigilia y sueño, lo que otros
se juegan, en un cuarto lleno de humo, a las cartas.
¿Qué se gana y qué se pierde?
¿Hay un centro en esta soledad que se dispone como galaxia?
Parirás con dolor: fuera de mí
lo que libre de mí cae,
como quijada o pétalo, en el agua.

 

 

 

 

Porque fue de noche y hubo…

 

Porque fue de noche y hubo, como cada noche, un sol vencido.
A qué añadir distancia a la distancia, nombre al que todo nombre rechaza.
Dijo: el final sobrevino sin luces en el cielo, sin temblores en la tierra.
¿Alguien se desnuda ahora mismo y espera?
¿Qué es este silencio que en el silencio se debate?

 

 

 

 

Entremezclados, desde lo difuso…

 

Entremezclados, desde lo difuso a lo contenido;
a la mesa, mientras tanto, el plácer
del sibarita, panes y vinos en lo oscuro;
por ahora la muerte, lejos
y la doble sagrada herejía
que pasa inadvertida ante los ojos de los aduaneros.
Es sin confesión ni plañido, el océano
que desde la mayor distancia golpea las casas;
la tormenta no abandona en el suelo despojos
y sí piezas de un antiguo alfabeto, desordenadas:
por la desnudez se agitan las cortinas,
por la desnudez una Luna llena
sobre un mapa de azules, verdes y bermejos
por el que navegan púlsares y bruñidos.
¿Y tu secreto, resurgido instrumento?
Presencias, encaramadas, invisibles;
desde las hierbas altas soplan los conjuros.

 

 

 

 

En una hora precisa…

 

En una hora precisa, la raíz que persiste
en dirección al núcleo donde el mundo todo
se resuelve en silencio;
en un día preciso, la mano que se hunde
hasta casi alcanzar en lo oscuro un cartílago;
los ojos cerrados, imaginando
en el viaje súbitos milagrosos nutrientes;
deseada alegría que tal vez se cumpla por imposible:
allá, en lo profundo, recobrados, el vínculo, la idea.

 

 

 

 

Por tu ojo miro…

 

Por tu ojo miro y veo, no por el mío;
frágil es la materia de la que consisto
y demasiada la distancia al mar
para mis pies; si pregunto
hay un destello breve y luego una ventana
que se cierra. Supe
alguna vez el secreto del mago
y fue eso, y no aquella ave muerta,
lo que me arrancó la inocencia.
Qué cruza ahora el aire.
Quién fija en el suelo una estaca.
Por tu ojo y no por el mío, miro y veo.

 

 

 

 

Voces de niños…

 

Voces de niños, apenas audibles.
A ras del suelo, la criatura desalada;
quién ahora comprende, se arranca
la ilusión como si de una camisa se tratase;
quién agrega al gran tapiz la figura que falta.
Signos en la materia de la lluvia,
en los mecanismos del día y la noche,
en los asilos donde cada cual se enfrenta
a sucesivos destellos sobre un fondo oscuro.
Habrá un advenimiento, pero ¿cuándo?
Sopla borrasca en la conversación de los amantes;
se alimentan de lo escaso, de lo inestable,
de un espejo que deforma.
Viento incesante contra deseo y fronda,
ningún nombre permanece apenas pronunciado,
sólo quedan voces de niños, apenas audibles,
sucesivos destellos sobre un fondo oscuro.

 

 

(fotografia tirada por Claudia Gustinelli)

TOP ∧

Revista InComunidade, Edição de Maio de 2018


FICHA TÉCNICA


Edição e propriedade: 515 - Cooperativa Cultural, ISSN 2182-7486


Rua Júlio Dinis número 947, 6º Dto. 4050-327 Porto – Portugal


Redacção: Rua Júlio Dinis, 947 – 6º Dto. 4050-327 Porto - Portugal

Email: geral@incomunidade.com


Director: Henrique Dória       Director-adjunto: Jorge Vicente


Revisão de textos: Filomena Barata e Alice Macedo Campos

Conselho Editorial:

Henrique Dória, Alice Macedo Campos, Cecília Barreira, Clara Pimenta do Vale, Filomena Barata, Jorge Vicente, Maria Estela Guedes, Maria Toscano, Myrian Naves


Colaboradores de Maio de 2018:

Henrique Prior, Adán Echeverría, Adelto Gonçalves, Alexandra Magalhães Zeiner, Alexandra Vieira de Almeida, Bruno Candéas, CARLOS BARBARITO, Carlos Vale Ferraz, Cássio Amaral ; Heleno Álvares, Cláudio B. Carlos, Cristian Barbarosie, Daniel Rosa dos Santos, Diniz Gonçalves Júnior, Fabián Soberón ; Will Moritz, trad., Federico Rivero Scarani, Fernando de Castro Branco, Filipe Papança, Gociante Patissa, Henrique Dória, Hermínio Prates, Inma Luna, Jandira Zanchi, Jean Sartief, João Aroldo Pereira, José Couto, José Gil, José Guyer Salles, Kátia Bandeira de Mello-Gerlach, Leila Míccolis, Leonardo Almeida Filho, Luanna Belmont, Lucas Perito, Luis Alberto Nogueira Alves, Marcelo Labes, Marcia Kupstas, Maria Estela Guedes, Marinho Lopes, Matheus Guménin Barreto, Moisés Cárdenas, Myrian Naves, Ngonguita Diogo, Nilo da Silva Lima, Noélia Ribeiro, Nuno Rau, Paulo de Toledo, Reynaldo Bessa, Reynaldo Jiménez ; Rolando Revagliatti, Ricardo Alfaya, Ricardo Ramos Filho, Silas Correa Leite, Tânia Diniz, Vera Casanova, Jayme Reis


Foto de capa:

CÂNDIDO PORTINARI, 'o lavrador de café', 1934.


Paginação:

Nuno Baptista


Os artigos de opinião e correio de leitor assinados e difundidos neste órgão de comunicação social são da inteira responsabilidade dos seus autores,

não cabendo qualquer tipo de responsabilidade à direcção e à administração desta publicação.

2014 INCOMUNIDADE | LOGO BY ANXO PASTOR