Cultura

Poemas

Textos de REBUZ-NO: 

 

El jardín de los colores crispados

 

Tierra fértil y desconocida, guardó pesado maleficio en mis vertebras. Como gusano infeccioso en el vientre de la madre. Como planta que crece enfermiza, la plaga que ruge es una fuerza debilitada. El brillo nocturno nos llama frágiles,  como luciérnagas hormigueras. Nuestros ojos caleidoscópicos se nutren, en una infame sonrisa de estrellas fugaces. El metal reclama su existencia aquí en la tierra, como un animal rabioso y enardecido. Condenada a envilecerse con los años, la creatura que habita las vastas y peligrosas entrañas de un gigante, deambula sin saber el porqué de su origen; tan repentino, tan víctima del azar, feliz y devastador a la vez. La tropa de engendros maliciosos huye de este paraíso de carne. Las delicias que esconde un poder oculto en desentramada esfinge, nos ilumina el rostro con una falsa panacea. Ojos guarnecidos para el peligroso habitante de esta inmensa gloria. La percepción modificada al instante por efecto de la desilusión y el asombro. Eterno y laberintico paisaje de enredaderas. Disipada la existencia de luz. Los árboles lloran y proclaman infiernos. 

 

La Fábrica del sueño

 

Los CELESTES SERES que poseen el conocimiento de la luz artificial en el ADN, dibujan con sumo atrevimiento lo imposible. Una fracción de dolor e ira los componen, melodía trágica se intuye en su tacto. Después de la profanación del miedo, como fantasmas quedaremos transformados, ante el secreto que encierra una extraña fuerza de la naturaleza. Una tierra suave y fértil, un delirio felizmente ahogado. La conspiración de las plantas marchando en camino hacia la disparatada feria de los orbes. Los minerales rotando enloquecidos alrededor de la inmensa piedra primigenia. El corazón de la espina dorsal que calibra las energías del cosmos, se encuentra en desequilibrada lucha. Todas nuestras extinciones, bullen en galáctica genealogía. La nave que fantasiosa nos transporta, muestra traslucidos portales hacia una realidad etérea, sus viejas certezas, en biológicas programaciones, nos dominan. 

 

 

Textos de la Conquista de las Águilas:  

 

El mal, satánico en su ciencia me enamora 

 

¿Recuerdas cuando hipnotizados caímos en esa levedad que viciosa nos aprisiona? Aquel día que por primera vez cantaste poesía directo a mis ojos: Llama azul del conocimiento, sorpresiva forma de conquistarme; dislocar las palabras a tu manera, de un modo tan natural… Levanto el polvo para mostrar este nuevo camino, el desencanto. Amada policromática, flor de propiedades curativas, muchos han hablado de ti, de ti y de tu veneno paradisiaco. Me he enterado de oídas que la fe de tú llanto es inarrancable. Yo no he visto nada así que no hay testigo que me respalde. Por placer no se rebela el esclavo. Por placer nos asesinamos. Gran cantidad de heridas, bestia imposible de domesticar. Un arrullo de madre que cambia mis expresiones, un silbido suave que aligera la carga de penas. Murmullo acaramelado, sonido de luz tras la puerta. Si me integro al tráfico de sombras que revuelca mi mente, es por mantener su fijación sujeta al alma. Trapecio ondulante en los pasos de la quimera, líneas que se desprenden de la fugacidad de su cuerpo. Los payasos paracaidistas que se lanzan desde un avión en picada, vistos por la laguna, sin saber perder.   

 

Para Omar Jasso

 

La misma canción que se repite en tu circo infame 

 

Confinado al rito, sumido en plegarias… me congelo. Atrapado en el desfogue, intoxicado de fierezas… me marchito.  Señor, ¿qué entiende usted por Poesía Negra? Espero hallar correspondencias y no discrepancias, soy ajeno a la enemistad, solo me gusta el teatro. En la extravagancia que le doy a mis máscaras entiendo como Poesía negra a una hembra que me ampara., un baluarte de imperfecciones que me brinda cierta naturaleza hermosamente sádica. Una vez la definí como la Poesía del Dolor, dolor padecido por todos… Las Sombras y los Castillos, el Dogma y la Melancolía, un sentimiento de podredumbre que se expande y nos contagia, este terror que encierran nuestros huesos tan beneficioso al principio, tan primitivo y necesario al final, no me deja conciliar el sueño, la pesadilla del insomnio nos traga y la llave de nuestras liberaciones permanece oculta en algún lugar secreto del cual nunca dibujaron el mapa. No pretendo contagiar el fuego de mis visiones, tampoco deseo alimentar el afán de cierta búsqueda que resulte innecesaria trato de viajar sin equipaje. La locura de la que creí verme emancipado solo constituye el principio fundamental del fraude que resulta ser la existencia. Mi pecado entre los hombres es la soberbia. La pasión por los misterios del fondo marino y los enigmas de las esfinges me han terminado por incendiar el seso. Los eclipses me enseñaron como consuelo la vanidad de las escamas., siento confesar que al final de todas mis experiencias lo aprendido es lo mismo. El único rescate que tiene el ser como humano y como especie… Es el AMOR. 

    

Textos de Restos Moratorios del Infierno:

 

Resistencia

 

No soporto más este silencio inagotable, estas rocas molidas,
estos trillados sueños

No soporto más estas manos que se cierran, estas voces que se cortan,
estos pasos que se agravan 
como pájaro enraizado he corrido sin tener mis alas
hasta fatigar el sueño
hasta culminar la sangre

No encuentro más horrendos viajes que los de seguir muriendo
la sombra que bulle inconsistente
la herida que cierra impenetrable

Como si los vientos estrujaran mis huesos
he pisado la mugre de mis dedos
sin saber siquiera cuando he de ir a morder suelo

Como un débil hombre repujado
sencillamente he comprendido
que he de valorar el miedo
que he de arrullar sus alas
como si la nada inmensa y moribunda me golpeara
como un bosque de rocas
como una prisión de magma burbujeante
he de valorar la noche oscura y sus pesadillas
su vibrante eco que difumina los pasos
su enarbolada visión que atestigua
la innumerable travesía de muertos
he de arrastrar mi tierra para contagiarme de lo insano
hasta demonificar mi alma
hasta que mis propias manos se incineren
he de recuperar mi aliento
cansado y fatídico en sus horas
diagonal y vertical en sus costumbres
he de aprisionar con mis huesos al terror
para que la locura consumida entre mis huellas
sea un tronco duro de roer para las termitas. 

 

Irrupción

 

Las inmaculadas hordas de ángeles
amenazan la iluminación del sonido
originando un festín de tribulaciones y misterios
endulzando las bisagras de la puerta definitiva
mientras los enemigos intentan abrirla en su espesura
arrinconando sus pistolas y machetes
van dando orden a un sin número de profanos ecos
creando en su cuerpo la armonía
dibujando la velocidad del orbe y sus sombras
terrores son todos los mamíferos prehistóricos
que aparecen de esas flautas ancestrales
horrores se aprietan en esas largas fabulas
y su misericordia es cuestión de ordenanza
No está escrito el perdón en sus puños
No está escurriendo la sangre del sello de sus ojos
Los tercos invasores intentan infringir caos y bulla
pero las cornetas que han fundamentado Todo petrifican sus intentos
pequeños diablillos de luz tenue
cándidos hijos de la orfandad
sus débiles tropas no son estandarte de victoria
sus melodramáticas congregaciones
se congestionan en su propio barullo
Los hombres son infantes llenos de luz trémula
Como pequeño escorpión
adherido al hombro de un hechicero iracundo
escucho recitar largos poemas de adoración
Los querubines se desentierran y los que no están invitados
se siguen esforzando
a todo lugar quieren derribar la puerta
no saben lo que les espera por dentro
no se imaginan la fuerza bestial que aterrizará
cuando intenten entrar de golpe
Aquí tan cerca
tras la muralla
se fabrica el panteón
Todas las lanzas afiladas y esperando ruines
Todas las cornamentas sometidas al grito de la brutalidad
Los diablillos ingresan
La masacre es inminente
pobres seres de ultratumba
soportar tal cantidad de ataques celestiales
pobres danzantes, pájaros y esclavos
pobres potestades, tétricas hordas…
la puerta sigue abierta y todo el infierno ha sido reducido a cenizas. 

 

Textos de GERMEN:

 

LAS HOJAS DEL COLEÓPTERO

 

Entre hojitas grises se mueve el escarabajo, el gorgojo, el torito,
sus manchas dejadas por sus patitas decoran los pétalos de algunas
hojitas infinitamente hermosas ¿Qué manchas te dejaron? A mí me dejó amarillas, a mi moraditas, a mí me dejó un naranja único (Se escuchaba vanidosamente de algunas flores) ¡Ay! solo porque el color violeta de tu rostro te favorece, pero, déjala amiga, ya llegará el día, el día en el que nosotras, las rosas de ébano ¡seremos moteadas de un dorado inexplicable que sucederá al mundo! Nos llevaran arrancando nuestras raíces,
solo para mostrar la belleza que realmente somos.  

 

Las flores se vanaglorian de nuestros pasos dejados en sus pétalos, los humanos quieren extirparnos de nuestra naturaleza para colocarnos en contenedores o frascos, he visto a algunos simios recién nacidos meternos en botellas. Solo puedo decir una cosa, y es que así me gusta vivir, en lentitud programada, mordiendo hojas secas y  verdes de a pocos, escabulléndome del terrible asesinato que significan las hormigas o uno de nuestra misma especie pero de mayor corpulencia. La pequeña jungla, Le petite mort, así era como uno de esos viejos amigos grillos que tenía solía llamarla. Su chirrido me arrullaba en las noches del más frio espanto, era como un padre que protege a sus crías como un salvaje, por más que estas a veces  se comportaran de forma muy estúpida. Alguna vez le dije que sentía que me moriría pronto, él se reía con orgullo, luego un gusano ensangrentado que había logrado introducirse un metal al alma para poder respirar me dijo: a ti te falta mucho por pagar, vas a sufrir un montón así que no, no morirás pronto, confieso me sentí reconfortado…. Espero no sean palabras huecas.  Mi ruego es por los desaparecidos, por los ahogados, por los ultrajados, por los que injustamente fueran a dar al rincón menos pensado: 

 

Hambre que se lleva a todo animal vivo, virulencia del viento
tifón sin cadenas
espero tu llegada suavemente entre escombros y penumbras
retirando los maleficios que hice alguna vez a mis enemigos
enjaulado otra vez
esperando que resucite el amor en la pulcritud de sus ojos,
aquella que mantengo encerrada, en una cajita vieja y triste
donde llevo una cruz que se pudre.

 

BETTERMAN

 

Notas del captor: En un principio un animal hostil 
y de naturaleza humana ancestral

En base a dicha bestia 
se creó lo que puedo afirmar con certeza:

 Seremos en el futuro. 

 

La piel es tan resistente como lo son algunos troncos, sus huesos están hechos de un metal que no puedo precisar con exactitud hasta el momento. Lo mantengo en una cámara sumergido en una sustancia que preserva su carne en un estado de absoluta pureza. Su biología es similar a la nuestra, pero todo indica que es de una existencia mucho más antigua. En base a dicho Ser llevo más de 25 años estudiando cómo elaborar uno superior o por lo menos igual… A veces lo dejo permanecer fuera del acuario, (así denomino a su jaula, cabe destacar que está rodeado de ciertos peces, estos le dan paz según lo que el mismo afirma). No hay nada que modificar en su conciencia, tiene sentido de la cooperación y su corazón pareciera que no conoce el odio, despierta cierta estima por el significado del trabajo, y la superación de los  otros para una meta común… pareciera uno más del resto, lo que sucede es que en sueños nos persuade, en fuerza sus músculos y células son mucho más consistentes, permitiendo un desempeño extraordinario… hasta aquí habló el científico. Ahora describiré desde mi ínfima capacidad literaria las sorprendentes hazañas que he visto de este animal al que de entre el equipo, al más joven se le ocurrió la excelente idea de denominarlo, Betterman: 

 

Los toros de su muslo llevan alas
la ciencia de su cráneo humano
barbas de fuego inundan las ciudades

Tus ojos de jade, la voluntad más  fuerte
son los cimientos del árbol primigenio 
son las torres que anuncian el regreso hacia la nada

PLUS ULTRA
el vuelo inextinguible de tus brazos
la melodía flameante que restaura nuestros sueños

Unidos en una materia
unidos como el flujo del arroyo
traemos la libertad.

 

Textos tomados de DSD L XILIO:

 

El jardín de los Espejos

A mis queridos amigos de infancia:
Antonio Mejía y Salomón Bondani
Por haberme enseñado la escultura. 

Aturdido, por la devastadora magia hallada en letales abalorios. Consumido, por las siete plagas en la ciencia del engaño.
Mi reflejo despierta suplicando aliento.

Descansando a la sombra de un árbol, me he visto separado del cuerpo,
sin cascaras, sin ídolos…EL ARCAICO CUENTO DE LOS DIABLOS Y SUS PENAS, dejó al asno en sus patas y a la serpiente en su cola.

Los hermosos sueños de un sacerdote amanecen hilados al talle del alba. Sagradas vestiduras, luminosas surgen desde las llagas de un brazo oxidado. 

Atravieso un túnel sofocado de vísceras, El brazo de una estrella de mar flota a la deriva. 

Deshojada atmosfera…Celestiales llamas propagan sus lamentos. Una triada de estrellas exige arrepentimiento: Creo en el Sol. 

¡Guardián de los campos elíseos! La vanidad te ampare.
En palpitante purga te enalteces…

                                  ¡ESCUCHAME!

          Son los ángeles
                          quienes componen el infinito y su música. 

 

La Torre del Averno

Erudición en la lengua del bárbaro…
                                                                                                        y
el verdugo.      

 

Palacios de barro, rebaño de tontos…
La atmosfera de este mundo sepultado:
                                            Hechizo que surge en el tiempo.

hogar de idolatrías, tu pena evaporada en la cima de su llanto, pide hallar consuelo en el socorro de un naufragio. 

Ojos lacerados destronó el reinado de la esfinge, un temor anciano carcome el fulgor de sus noches. 

Me he guiado de la brújula que confunde a los viajeros, pobre raza que busca ennoblecerse en pulcritudes, pobre abanico roto.

 La fisura que se abre en el tormento. ¡El escape que aparece redentor con sus fauces!

Sueña milenario, sueña…descubre el detonante en la magia de tu seso, emancipa con tu fuego al caído

                                      Pálidas traiciones…

La pequeña perversión que encierra en el hueso la cordura. La superficie de su carne, se contagia del color de arbustos y sombras.

 

Las Máscaras de la Oscuridad

 

Prisión perpetua de carne, el sexo calcinado en materia de una pasión enemiga y las hormigas que navegan en sus ríos de sangre… Esto no es respirar, esto no es vivir… La pirámide del cuerpo acaba de morir en rugidos insulares. La vertebra se une junto a la pálida sonrisa que se esconde en un infierno submarino. Bellas canciones traicionan la luz que vence al hombre. La médula de una creatura olvidada en el silencio, reconstruye su forma en usencia de alma.  Parcas de acero retiran los tejidos adheridos a la piel en la necrosis más severa de la historia… Marionetizado el cuerpo, he dejado solo el corazón con vida. La tentación que incinera su garganta, deshace la boca de los hados. No puedo comer… No puedo desmentir esta triste claustrofobia. Los ángeles mutilan sus alas, por amor al calor de la tierra.

 

Cristhian Gonzales Rosillo es un poeta nacido en la provincia constitucional del Callao (1991) estudiante de literatura en la UNMSM, sus publicaciones se encuentran difundidas en la red y algunas revistas y fanzines como Poesía Sub25, Suburbio y Cultura Zine, la revista de artes, ciencias y filosofa Generación del siglo XXI y los primeros números de las publicaciones de Circo editorial.  Ha participado en distintos certámenes de poesía y recitales en el centro de Lima, entre sus obras publicadas en la red se encuentran los poemarios DSD L XILIO, GERMEN y la plaqueta de cuentos LA MAQUINARIA DEL REY SALOMÓN, publicada esta última con el seudónimo de Edmundo Roca. En el festival de Enero la palabra 2018, publicó bajo el mismo seudónimo, el poema Soldado Negro, además ha difundido parte de su obra a manera de plaqueta o fanzine con esta misma firma. Obtuvo una mención honrosa en el  I Concurso Nacional de Poesía “Pedro Rivarola Urdanivia 2021. Participa en la elaboración y difusión del performance en la vía pública, actualmente dirige el Proyecto Editorial Noveno Elemento, visión que se dedica a la búsqueda y recopilación de autores desconocidos de tinte Suprarrealista.

Qual é a sua reação?

Gostei
0
Adorei
0
Sem certezas
0

Também pode gostar

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios marcados com *

More in:Cultura