Cultura

12 poemas de Rolando Revagliatti de su libro “Trompifai”

 

Trompifai

 

Entre ceja y ceja

yo

entusiasmado

por una damita a la que conturba

mi grandilocuencia

 

Protagonistas: ¡A mí!

Antagonistas: ¡Conmigo!

 

*

 

¡Ah!, pasionado

irrefrenable malo

el físico del rol

 

¿Brutus

alardea también desde los años

16 y 17?…

 

*

 

Me lo presentaste por el seudónimo

en mi tierna infancia

 

El tono de tu voz nombrándolo

conservo en un disco de pasta

 

Tu admiración por él

su imagen sin sonido

 

El humor tuyo y sus bravuconadas

en 1953

 

Ojo, que está furioso

Papi, rajemos con Carlitos.

 

*

 

 

 

“PROOF”

 

Absorbidos por su cámara

los apuntados por su cámara

revelados

éramos descriptos

ya desligados de su cámara

 

Asediados por detalles

lucíamos como perros

flores y personas.

 

“PROOF” (“LA PRUEBA”) de Jocelyn Moorhouse.

 

*

 

“THE GOLD RUSH”

 

Quimera medida en clavitos que saben

a espinas de pejerrey al roquefort

 

La exploración

de una quimera

 

A un placer consagratorio

placeres adjuntos

 

La quimera de la satisfacción

la quimera de la satisfacción del hambre

oro y saciedad

 

La quimera del Trópico

Quimera medida en cordones de un zapato del Vagabundo

que saben a mostacholes bombásticos con salsa scarparo.

 

“THE GOLD RUSH” (“LA QUIMERA DEL ORO”) de Charles Chaplin.

 

*

 

“PASSIONE D’AMORE”

 

Amo a Fosca

amo esa magnitud

del amor de Fosca

por mí

 

Es un amor el mío

por Fosca

 

Es un amor el mío

de magnitud

por ese amor de Fosca

por mí. 

 

“PASSIONE D’AMORE” (“PASIÓN DE AMOR”) de Ettore Scola.

 

*

 

“MOROCCO”

 

Así es como abandona sus zapatos en las arenas del desierto

así es como esparce las perlas del solterón más codiciado

así es como aloja sus labios en público

en los de una casquivana mujercita

así es como desliza las llaves de su cuarto al legionario

así es como rompe una tarjeta o una copa

y como canta o fuma o vende sus manzanas

así es

y no de otro modo

como el deseo se apantalla.

“MOROCCO” (“MARRUECOS”) de Josef von Sternberg.

 

*

 

“LA MUJER DE BENJAMÍN”

 

No sé yo mucho, pero sé qué me pasa

Sé qué me pasa a solas, y con él

Es con él lo que me pasa a solas

 

Poco sé

pero sé que es un hombre

 

Sé más acaso ahora

que lo que siempre he sabido

y más

malignamente

 

Poco sé

pero sé que es un cura.

 


“LA MUJER DE BENJAMÍN” de Carlos Carrera.

 

*

 

“LES NUITS FAUVES”

 

Rondo los pechos y el sentido

último de la claudicación

 

cuando se ciernen debajo de los puentes

y fagocitan

los cascarudos astillados.

 

“LES NUITS FAUVES” (“NOCHES SALVAJES”) de Cyril Collard.

 

*

 

“CARAVAGGIO”

 

Recuerdo ojos

recuerdo también lo que en cuevas escondí:

ojos

 

tan bellos como

cuando vivían

 

Dementes cuidan signos de mi brusquedad

 

Poso con alas

y pene en puerto.

 

“CARAVAGGIO” (“CARAVAGGIO, UN PINTOR AMORAL”) de Derek Jarman.

 

*

 

“LITTLE DARLINGS”

 

Vírgenes las vírgenes

aquí o nunca

apostando hímenes

(trascendencias)

sonrían, chicas

pasteles en el campamento.


“LITTLE DARLINGS” (“ADORABLES REVOLTOSAS”) de Ronald F. Maxwell.

 

*

 

“MONTENEGRO”

 

Los fuegos persiguen a la madre y esposa

no completamente nuestra

de cada día

por arte de birlibirloque

 

Es cuando llueve sobre las brasas

desnudas de su amante que vuela

que corre de espaldas a los fuegos.

 



“MONTENEGRO” de Dusan Makavejev.

 

*

 

“LE RAYON VERT”

 

Una muchacha desocupada de París

es cruzada por su ideal romántico

un gato negro cruza por el rayo verde

una flor amarilla cruza por el mediodía

una dama de picas cruza por el mes de julio y por Julio Verne

el último rayo cruza por la última lágrima

un rayo verde cruza por una muchacha en vacaciones.

 

“LE RAYON VERT” (“EL RAYO VERDE”) de Eric Rohmer.

 

*

 

“HONG GAOLIANG”

 

Novio no hay, hallable no es (cantemos)

desacreditémoslo por si lo hubiera

repugnémonos como si emergiera

fantasmal, incurable

de su lujoso palanquín

 

Desalentemos a la novia

salvemos a la novia canjeada por una mula

desinfectémosla

rescatémosla del miserable

rociémosla con nuestro vino

arrebatémosla al leproso

seduzcámosla antes

desencapuchemos al que acabaremos asesinando

novio o no novio (cantemos)

 

y patrón.

 

“HONG GAOLIANG” (“SORGO ROJO”) de Zhang Yimou.

Rolando Revagliatti nació el 14 de abril de 1945 en Buenos Aires, ciudad en la que reside, República Argentina. Publicó en soporte papel un volumen que reúne su dramaturgia, dos con cuentos y relatos y quince poemarios, además de otros cuatro poemarios sólo en soporte digital. También en edición electrónica se hallan los Tomos I, II, III, IV y V, conformados por 128 entrevistas realizadas por Revagliatti, de “Documentales. Entrevistas a escritores argentinos”. Todos sus libros cuentan con ediciones electrónicas disponibles en http://www.revagliatti.com. Ha sido incluido, entre otras, en las siguientes antologías: “Dramaturgia Latinoamericana: Argentina” (en República Dominicana, 2008); “Minificcionistas de ‘El Cuento’ Revista de Imaginación” (en México, 2014); “Poesía Argentina Año 2000” (selección de Marcela Croce, 1999), “El Verso Toma la Palabra” (México, 2010).

 

Qual é a sua reação?

Gostei
0
Adorei
0
Sem certezas
0

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios marcados com *

Próximo Artigo:

0 %